Filtrar por

Antiparasitarios i repelentes

Ahora que empieza el buen tiempo, hay que empezar a pensar en proteger sus peludos frente los parásitos externos. En el post de hoy, hablaremos de cuáles son estos parásitos y la manera más fácil de combatirlos. No contaré los detalles de las enfermedades que estos parásitos pueden transmitir porque sino el post sería interminable. En otras entradas ya explicaré más detalladamente algunas de las enfermedades que los parásitos externos pueden transmitir. Por otra parte, hablaré de muchos productos, sabed que a mí no me patrocina ninguna marca comercial, y si os aconsejo algún producto, es porque previamente lo he utilizado y estoy contenta con los resultados obtenidos.

Los parásitos externos más comunes que afectan a perros y gatos son las pulgas, las garrapatas y el mosquito Phlebotomus (este último sólo afecta al perro). La importancia de la protección no radica únicamente en las molestias que supone encontrar su perro o gato parasitado con estos "individuos", sino en el hecho de que estos parásitos son portadores de muchas enfermedades, algunas de tan graves que pueden conllevar la muerte de su amigo.

Las Pulgas:

Las pulgas son parásitos externos que se alimentan de la sangre de su mascota. La época en la que las pulgas son activas va desde el mes de abril hasta finales de noviembre, pero dependiendo de la zona en la que se encuentre, las pulgas pueden ser un problema durante todo el año.
El trastorno que más frecuentemente provocan las pulgas es la dermatitis alérgica por picadura de pulga. Una gran población de perros y gatos, son alérgicos (o muy sensibles) a las sustancias que la pulga libera cuando pica. Se puede hacer un tratamiento sintomático para solucionar el problema, pero la única manera de combatir esta enfermedad es haciendo una buena prevención utilizando los productos adecuados. Otros trastornos que pueden provocar las pulgas son anemia (por una gran infestación de pulgas) y la transmisión de otros parásitos o microorganismos que darán lugar a diferentes enfermedades.

Para proteger nuestro perro o gato frente las pulgas, el producto que mejores resultados da son las pipetas. De pipetas hay de muchas casas comerciales, las más conocidas son las Frontline Combo (Merial) o las Advantix (Bayer). Yo ahora utilizo unas que se llaman Activyl Tick Plus (MSD) para perros o las Activyl (MSD) para gatos, funcionan igual de bien y como no son tan conocidas salen mejor de precio (las tres, menos el Activyl para gatos, actúan frente pulgas y garrapatas). También hay pipetas con una composición a base de sustancias naturales, personalmente no las he probado, pero la verdad es que soy un poco escéptica sobre su efectividad. Tenga en cuenta que las pipetas para perros son tóxicas para los gatos, y que la cantidad de sustancia a aplicar va en función del peso corporal del animal.
El segundo método más usado para evitar la parasitación por pulgas, son los collares como el Preventef (Virbac) que actúa frente pulgas y garrapatas. La ventaja de los collares respecto a las pipetas, es que son más económicos y duran más (las pipetas deben aplicarse una vez cada mes o mes y medio, y los collares duran de 4 a 6 meses en función de la marca ), pero no son tan efectivos y la mayoría desprenden un olor bastante desagradable. Yo sólo les aconsejo (el collar Naturaleza de la Virbac) en caso de cachorros en los que aún no se pueden usar las pipetas.
Otros productos menos usados ​​serían los tratamientos por vía oral como las pastillas Program Plus (Novartis) que presentan el inconveniente de que no suele ser fácil que los perros o gatos se tomen pastillas y que deben darse mensualmente; y los productos que se aplican en spray como el Frontline Spray (Merial) o en baños como el Barricade (Fort Dodge) que son efectivos en casos de una gran infestación para usarlos de forma momentánea.

Las Garrapatas:

Las garrapatas también son parásitos que se alimentan de la sangre de su mascota y frecuentemente se detectan en meses calurosos y húmedos, presentando picos en la primavera y el otoño. Pueden transmitir organismos que causan diferentes enfermedades, entre las que destacan la babesiosis, la Ehrlichiosis y la borreliosis, una enfermedad que también puede afectar a los humanos (no por transmisión directa por el perro, sino por la picadura de la garrapata). Son enfermedades bastante graves, que cursan con cuadros bastante generalizados, que requieren de un tratamiento con antibióticos prolongado, y dependiendo del estado en el que se encuentre su mascota puede haber riesgo de muerte.
Como en el caso de las pulgas, una gran infestación con garrapatas, puede dar lugar a una anemia importante que irá debilitando su mascota.

La mayoría de productos que os he comentado que son efectivos frente a las pulgas, también lo son frente las garrapatas. Cuando vaya a comprar las pipetas o collar, fíjese que en el envase le ponga que actúan frente a los dos parásitos, así con un solo producto los matamos a los dos. El único producto de los que he comentado antes que no actúa frente las garrapatas es el Program Plus (Virbac).

Flebotomo:

El flebotomo es el mosquito responsable de la transmisión de la Leishmania, un parásito que da lugar a la Leishmaniosis. El flebotomo por sí solo no es un peligro para su perro, el problema aparece cuando este mosquito está previamente infectado por Leishmania. Su actividad se concentra desde finales del mes de abril a finales de octubre y suele encontrarse en zonas rurales o en los jardines y parques de las ciudades, sobre todo en zonas húmedas.
La Leishmaniosis es una enfermedad endémica en Cataluña y cursa con un cuadro multi-orgánico (afecta a la mayoría de órganos de su mascota).
Es importante proteger sus mascotas frente este parásito, ya que no todos los perros responden correctamente al tratamiento y pueden acabar muriendo (próximamente os hablaré sobre la Leishmaniosis y ya os comentaré que existe una vacuna frente a esta enfermedad).

Antiparasitarios i repelentes

Hay 1 producto.

Mostrando 1-1 de 1 artículo(s)

Filtros activos